¿Por qué es necesario vacunar a tu mascota?

Son numerosas las enfermedades que pueden deteriorar la salud e incluso acabar con la vida de nuestras mascotas.

Afortunadamente hoy en día un buen número de ellas son evitables llevando a cabo un completo y periódico plan de vacunación.

Gracias a los protocolos de vacunación que los veterinarios venimos recomendando desde hace décadas, el impacto de graves enfermedades se ha minimizado (como el moquillo o la parvovirosis) e incluso algunas se han prácticamente erradicado (como la rabia).

No obstante conviene no bajar la guardia. La vacunación es una barrera de protección frente a agentes patógenos (virus y bacterias mayormente) causantes de enfermedades, en su mayoría infecto-contagiosas. La probabilidad de propagación y contagio es menor cuanto mayor es el número de animales vacunados.

Por tanto, vacunar correctamente a nuestra mascota es una responsabilidad no sólo para con ella, si no para con el resto de animales con quien -tanto de forma directa como indirecta- tienen contacto a lo largo de su vida.

No debemos dar por hecho que como determinadas enfermedades no se dan prácticamente nunca, para qué vacunar. No aparecen gracias a la prevención sistemática que nos aportan los adecuados protocolos de vacunación.

Ahora prevenir es sencillo, cómodo y barato, nada comparable con los costes de la enfermedad. Ha sido mucho el tiempo y el esfuerzo -en educación y concienciación- para conseguir tener a las principales y más graves enfermedades que afectan a nuestras mascotas a raya. Bajar los brazos porque hace tiempo que no vemos al enemigo sería un grave error.

Urgencias 24h

365 días al año 7 días semana