¿Por qué nos da tanto miedo la leishmaniosis?

La leishmaniosis es una grave enfermedad de elevada presencia, desgraciadamente, en nuestra región causada por un protozoo denominado Leishmania infantum. Este parásito se transmite a nuestras mascotas a través de la picadura de un insecto del género Phlebotomus, capaz de sobrevivir en zonas templadas (a partir de 16ºC).

La enfermedad afecta principalmente a los perros, aunque otros mamíferos -incluido el hombre- también pueden desarrollar la leishmaniosis. Cuando el mosquito flebotomo inocula el parásito a un perro, se desencadena una respuesta defensiva frente al mismo que varía en cada individuo. El cuadro clínico (los síntomas) producido puede ser muy diverso y dependerá en gran medida de: la propia respuesta inmunitaria de defensa del organismo, la virulencia de la cepa del parásito, así como de la posibilidad de reinfestaciones. Por ello la sintomatología es muy variada: pérdida de peso, cojeras, postración, insuficiencia renal o hepática, lesiones en la córnea, problemas articulares, crecimiento anormal de las uñas, lesiones cutáneas como dermatitis, úlceras, etc. Sin un tratamiento adecuado y temprano la enfermedad puede incluso llegar a ser mortal. Existen diferentes fármacos y protocolos médicos para tratar la leishmaniosis, no obstante los pacientes deben someterse a controles periódicos ya que pueden producirse recaídas.

Por todo lo anterior es crucial prevenir la aparición de la enfermedad, realizando chequeos periódicos y utilizando productos repelentes del mosquito, incluso de forma permanente a lo largo de todo el año en las áreas más cálidas de nuestro país. Disponemos en la actualidad tanto de vacunas como de jarabes que refuerzan la respuesta inmune eficaz del propio animal, disminuyendo la probabilidad de desarrollar los síntomas de la enfermedad.

Es muy importante asesorarse a través de nuestros veterinarios sobre los diferentes protocolos hoy a nuestra disposición. Sin olvidar que la clave para evitar las graves consecuencias de la leishmaniasis son la prevención y la detección precoz.

Urgencias 24h

365 días al año 7 días semana