El golpe de calor es una de las urgencias veterinarias más frecuentes que tenemos en nuestro Hospital 24h en estos meses de verano. Causada por una elevación de la temperatura corporal tan exagerada, que los mecanismos del animal para eliminar el calor interno no “dan abasto” para regular la temperatura del cuerpo. 

La temperatura corporal normal del perro es de 37,5-39,5 °C y la del gato es de 38-39,2 °C. Si aumenta por encima de esos valores y sus mecanismos de regulación no son capaces de reducirla pueden sufrir un golpe de calor. Conoce sus causas y cómo prevenirlo en este enlace: Golpe de calor