La halitosis o mal aliento es un problema muy frecuente en nuestras mascotas, sobre todo en perros.

En la boca habitan un incontable número de microorganismos o gérmenes que conforman la placa dental. La acumulación de restos de alimentos entre los dientes y los componentes de la saliva favorecen la calcificación de la placa, endureciéndose y tornándose de color parduzco marrón, dando lugar a lo que conocemos como sarro.

El sarro es el primer síntoma de una deficiente higiene bucal, lo que favorece el cuadro clínico que conocemos como gingivitis (enrojecimiento, inflamación, dolor y sangrado de las encías). Si no se toman medidas correctoras (por ejemplo un tratamiento de limpieza buco-dental), se desencadena un proceso de infección generalizada en la boca, al que llamamos enfermedad periodontal, y como consecuencia: abscesos, halitosis y la pérdida de piezas dentales.

La enfermedad periodontal puede derivar en un proceso patológico severo, doloroso y que implica un deterioro de la salud y calidad de vida del animal, así como sufrimiento emocional y alto coste económico para el propietario.

Además, las consecuencias del foco de infección que representa la enfermedad periodontal no se limitan a la cavidad bucal; una proliferación excesiva de bacterias hace que penetren por vía digestiva o circulatoria pudiendo favorecer la aparición de otras enfermedades que afectarían al corazón, los pulmones, los riñones y el aparato digestivo. El 80% de perros y gatos adultos padecen enfermedades de las encías y sus consecuencias cuando la higiene buco-dental no es la adecuada.

La placa se puede evitar mediante el cepillado regular, pero el sarro, una vez instaurado, solo puede ser eliminado en un centro veterinario mediante una limpieza buco-dental con aparato de ultrasonidos.

Mantener una correcta higiene buco-dental es fundamental para la salud de tu mascota ¿Imagínate lo que te pasaría si no te cepillases los dientes y lavases la boca todos los días?

Si tu mascota acumula sarro en los dientes y le empieza a oler mal la boca, aconsejamos una limpieza o saneamiento buco-dental en beneficio de:

  • La higiene y la salud de tu mascota
  • La higiene y la salud de tu familia

¿Qué conseguiremos?

  • Que desaparezca el dolor del animal al comer
  • Que desaparezca el mal olor
  • Evitar que pierda piezas dentales
  • Evitar otras enfermedades graves y dolorosas
  • Ahorrarte un buen dinero

Siempre es mejor prevenir

Para mantener una correcta higiene oral en nuestras mascotas y evitar la formación de placa y sarro, debemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Llevar a nuestro animal al veterinario para que le realice una revisión buco-dental al menos una vez al año
  • Si el veterinario lo considera necesario, le practicará una limpieza dental profesional (esta limpieza es parecida a las que hacen nuestros dentistas, pero en los animales suele ser necesario realizarla bajo anestesia general)
  • Mantener de forma continuada una adecuada higiene buco-dental, de esta forma retrasaremos –o evitaremos- la necesidad de hacer limpiezas profesionales. Por ejemplo: el cepillado dental regular y una adecuada alimentación siguiendo los consejos de tu veterinario

En nuestro Hospital, a lo largo de este mes de febrero, ofrecemos una revisión buco-dental gratuita:

¡¡¡ Aprovecha esta excelente oportunidad en beneficio de la salud de tu mascota!!!