¿Qué nos puede hacer sospechar de la ERC?

Los síntomas más habituales y que, de ser detectados, hemos acudir inmediatamente a nuestro veterinario son,

en gatos:

– anorexia (falta de apetito)

– letargia (cansancio, inactividad y somnolencia profunda y prolongada)

– pérdida de peso

– poliuria-polidipsia (orinar más de lo normal y beber más de lo normal)

– vómitos

en perros:

– poliuria-polidipsia (orinar más de lo normal y beber más de lo normal)

– vómitos

– diarrea

– pérdida de peso

La detección precoz del fallo renal crónico en nuestras mascotas es crucial para instaurar lo antes posible el tratamiento adecuado que ayude a retrasar la progresión en el deterioro del tejido renal, contribuyendo a mejorar su calidad de vida y evitando un fatal desenlace.

A lo largo de mes de octubre, llevaremos a cabo en nuestro Hospital una campaña de detección precoz de la Enfermedad Renal Crónica; llámanos y pídenos cita para traer a tu mascota.

¡¡¡Estaremos todos mucho más tranquilos!!!

Imagen: www.ateuves.es